Ojuel, Peso y Zubizarreta salen campeones en la primera edición de San Inazio

Los pelotaris finalistas con el presidente de Alde Zaharra KE

El torneo del cuatro y medio del torneo San Inazio que se ha disputado en Egia durante el mes de julio, ya conoce a sus campeones. 

En categoría senior, Paul Ojuel fue poseedor de la txapela al derrotar a Julen Alberdi mediante un 22-17. El pelotari hernaniarra disputó otro gran partido al igual que en la semifinal. Comenzó muy enchufado realizando un inicio bastante igualado con un calor asfixiante donde dentro del recinto marcaban los 35ºC. A partir de que los tantos pasaran y presenciáramos tantos de mucho prestigio, por parte de los dos pelotaris, Ojuel fue haciéndose fuerte.

El saque fue uno de los baluartes que logró optar. Logró abrir diferencias importantes como de un 16-9. Su juego agresivo se estaba imponiendo ante un Alberdi que no conseguía estar cerca del frontis para conseguir estar cercano a su manera de competir. Aun así, encontró en el cestaño una pelota que salía menos de frontis, y con ella, además del saber sufrir, y no echar nunca nada a perder, comenzó a remontar. Logró mover a Paul sin que la velocidad de este lograra implantarse y poco a poco fue sacando resquicios. Llegó a situarse en un 15-17, pero un error de cálculo llevó que la pelota se estampara en el colchón, traspasando a un error clave.

Paul consiguió respirar en un ambiente cargado por el calor, y la tensión también podía estar haciendo mella en ambos aunque ninguno de los dos se achicó por la situación. En aquellos momentos de importancia, el hernaniarra encontró mejores respuestas y finalmente logró alzarse con la txapela en un partido muy meritorio para ambos cercano a la hora de juego.

Álvaro Peso fue quién salió campeón en categoría juvenil al derrotar a Oinatz Iriarte con un 22-17. Partido muy duro que llegó a superar los 60 minutos. Dos pelotaris muy rocosos que lo demostraron durante todo el campeonato. Gran parte del envite marcharon muy igualados. Ninguno estaba dando su brazo a torcer y sobretodo en el inicio, era el navarro quién estaba logrando tener mayor empleo para la definición. El encuentro se estaba endureciendo y hablando vulgarmente se puede decir que se estaban matando dentro de la cancha.

Fueron llegando a los instantes de mayor tensión, y el riojano parecía estar mejor posicionado para lo que iba a ser el desenlace. Sin quitarse el mono de trabajo, fue picando el muro para que después del 17-17, los cinco tantos restantes cayeran de su lado, y por ello, salió campeón de la categoría.

En categoría cadete, Beñat Zubizarreta se impuso en la batalla de primos a Oinatz Arrillaga por 22-14. Fue una primera parte muy igualada con Arrillaga pudiendo destacar mediante el remate, aunque Beñat con la personalidad que le caracteriza, pese a realizar unos fallos, que no estamos acostumbrados a ver en él, estaba muy metido en el episodio. Sin embargo, a partir del 10-10, la mano derecha de Oinatz se fue resintiendo y el pelotari de Ataun se hizo dueño y señor de la cancha para dar por finalizado un campeonato de 10 por parte de ambos jugadores.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: