Anuncios

Espinal y Zubizarreta, para quitarse el sombrero

IMG-20190623-WA0012

Esta tarde en el Beotibar de Tolosa ha concluido el torneo San Juan dentro del cuatro y medio conociendo así a los tres campeones en las diversas categorías. En élite, Iker Espinal se llevó la txapela al doblegar por 22-21 a Iraitz Zubizarreta en un épico encuentro entre dos grandiosos pelotaris.

Comenzaron muy parejos sin que ninguno consiguiera distanciarse del otro. Buen juego pero pese al calor que hacía en el frontón se les notaba bastante fríos a la hora de definir los tantos. El pelotari de Ataun fue el primero en sacar más de tres tantos de diferencia y por un momento llegó a gozar de hasta cuatro con 14-10. Allí, el encuentro cambió radicalmente ya que cometió una falta de saque.

A partir de entonces, el jugador navarro dio una auténtica exhibición de cómo mover la pelota y la definición que emplea volviendo loco a un Iraitz que tuvo que pasarse corriendo casi todos los tantos. Con un parcial de 11-1, Iker se plantó en el 21-15 con la grada aplaudiendo y agradeciendo el gran juego deparado. Sin embargo, todo no estaba acabado aún. Hay que destacar la gran habilidad que posee Zubizarreta en el aspecto psicológico. Pese a ir por detrás nunca se va mentalmente y hoy ha demostrado eso. Aprovechó sus oportunidades sin poder realizar ningún fallo y con inmenso acierto llegó al 21-21. Finalmente, un tanto muy currado por parte de los dos fue clave para el triunfo de Espinal.

En categoría de promesas, Julen Alberdi fue quién salió campeón al doblegar a Fermín Arribilaga por 22-13. El pelotari de Zizurkil fue superior en todos los aspectos durante la jornada de hoy. Desde el comienzo cogió una importante renta y el del club Ardoi de Zizur no se llegó a encontrar aunque pudo deleitar con algún que otro tanto pero no causó ningún tipo de problema al triunfo de Julen.

En juveniles, Sergio Gutiérrez consiguió ganar a Aingeru De la Fuente por un 22-13. Durante todo el choque el riojano fue más. Durante el inicio jugó mucho, movió de maravilla la pelota y finalizó muy bien sabiendo cuando hacerlo. A partir del ecuador, algunos errores le llevaron a agobiarse y también Aingeru mostró el enorme potencial que tiene. Aun así, tras acercarse un poco en el marcador, Sergio volvió a marcharse en el electrónico y cerró la partida con victoria.

Anuncios

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: