Anuncios

Egiguren y Apezetxea se clasifican en primer lugar

La novena jornada del torneo Ogi Berri, memorial Miguel Soroa se llevó a cabo esta tarde en el frontón Beotibar de Tolosa.

Durante el día de hoy, Beñat Garmendia disputó su último partido como pelotari aficionado. Junto a Iraitz Zubizarreta, derrotaron por 22-6 al pelotari de Estella Aznarez y el guipuzcoano Balerdi que sustituían a Peru Labaka y Aitor Alduntzin. Por lesión no pudieron acudir.

No hubo encuentro en ningún momento. La superioridad por parte de los colorados marcó el envite. Se marcharon rápido en el electrónico. Garmendia, demostró ser más que Balerdi y delante Zubizarreta tuvo mucho pelota a placer que definió a la perfección.

Al delantero navarro, Aznarez se le hizo grande el partido. En defensa tampoco estuvo muy bien y tener delante a una pareja tan dura le pesó mucho. Apenas media hora de juego y los azules en ningún instante peligraron el triunfo colorado.

En uno de los dos partido de promesas, la pareja del club Bergara, Murua y Gartzia saborearon la victoria al derrotar a Osa y Barturen que sustituía a Elizegi con un 22-13.

Los dos guipuzcoanos se hicieron dueños del envite desde el inicio. Gartzia se impuso en la zaga dominando y apenas fallando. Barturen tuvo bastante problemas para devolver pelota y Murua fue valiente a la hora del remate además de imponer su ritmo.

El pelotari de Andoain se encontró a la contra gran parte del partido pero tampoco logró aprovechar las oportunidades que dispuso. Por tanto, victoria clara y su próximo partido lo jugarán ante Julen Alberdi y Oliden que aún no conocen el punto.

Por último, durante otro partido de la categoría de promesas, Julen Egiguren y Antton Apezetxea, transcurrieron como primeros de grupo a las semifinales pudiendo por 22-11 ante Mata y Cordon.

Fue un inicio con un alto rimo y con muy bien nivel de los cuatro pelotaris. Atrás la lucha era divina y los dos delanteros ofrecían su gran calidad. A medida que se superaban los tantos, Cordón fue bajando su rendimiento tras disponer de mucha chispa y finalizó fallando mucho.

Mata a la contra hizo tantos espectaculares sabiendo realizar definiciones en el momento que se esperaba. Sin embargo, delante tenían a Egiguren y Apezetxea. Un dúo que no falló absolutamente nada y que hizo mucho. Los que vestían como colorados quieren encaminar su recorrido hacia la txapela.

Anuncios

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: