Anuncios

Altuna se topa con la impotencia de Víctor

Jokin Altuna fue el último pelotari que logró el pase para estar entre los cuatro mejores en este 2018 dentro del campeonato del cuatro y medio. En el frontón Astelena de Eibar dejó fuera de combate a Víctor por 22-9.

Era el último encuentro de la liguilla dentro del Grupo A y quién ganase lograba el pase a las semifinales. Fue un inicio con mucho ritmo con ambos moviendo muy bien la pelota. Jokin estaba jugando con cabeza, movía la pelota por abajo sin inmensa potencia.

El riojano parecía haber arrancado muy bien pero tras el octavo tanto, se diluyó totalmente de la cancha. Se obcecó consigo mismo. No lograba mover bien la pelota, las opciones de ataque no le estaban saliendo además de que el de Amezketa estaba defendiendo muy bien aprovechando el quinto sentido que dispone a la hora de saber a donde marcha el material.

Se salió totalmente del partido y Jokin, manteniendo la concentración sacó un parcial de 10-0 rompiendo totalmente el partido. Por parte del actual campeón de la disciplina, supo manejar el temple y en ningún momento perdió la cabeza ya que a veces es complicado jugar de esta manera viendo al oponente con la impotencia que le corrompía. Por lo tanto, trabajó sabiendo cómo afrontar el instante.

Sin sacar su mejor juego y con la sensación de que no se encuentra a punto después de la lesión que ha pasado en su brazo izquierdo, supera sus límites y se clasificó a las semifinales para medirse a Oinatz Bengoetxea el próximo sábado en el Labrit de Iruñea. Justamente, este año pudimos gozar de este episodio en la final de San Fermín y el de Leiza, ganó por la mínima. Además, también fue la final del cuatro y medio de 2016 y Oinatz volvió a ganar 22-21.

Anuncios

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: