Anuncios

Y ahora sacrifican a los botilleros

Foto: aspe

El día que arrancaba el mes de octubre en 2018, se presentaba el torneo del cuatro y medio y allí, los empresarios volvieron a tomar nuevas medidas de cara a los próximos torneos.

Sacrifican a los botilleros. Un pilar fundamental que acompaña desde que un chaval o una chavala inicia este deporte;  el hombro de apoyo en un envite. «Creemos que es un paso adelante ya que el pelotari debe defenderse solo», dijo Inaxio Errandonea, director comercial de Aspe.

En todos los deportes hay un entrenador, un técnico o alguien de confianza que tú quieres que esté ahí. Sobretodo en los deportes individuales. Mucha gente dirá que en el tenis no es así. Estoy dentro de ese mundo y puedo afirmar que hay gestos, y siempre te tranquiliza tener ahí a la persona que tú has elegido durante los partidos. Además, en el circuito femenino, los entrenadores pueden saltar a la pista.

Centrándonos en la pelota, el botillero es un apoyo fundamental, sobretodo en las luchas mano a mano. Puedo entender en el partido de parejas que son dos y hay más opciones para que vean la dirección de los envites pero siempre un consejo de fuera no viene nada mal. Aquel consejo que has elegido tú personalmente ya que en ese puesto te acompaña alguien que te conoce muy bien, que sabe de que manera juegas y que mutuamente se ha adquirido mucha confianza.

En el campo aficionado, muchas veces, tu entrenador no te puede acompañar pero siempre habrá un padre/madre o un amigo/amiga que te acompañe. En estos casos, pese a que no te ayude en el aspecto técnico el apoyo de tenerle cerca te tranquiliza y puedes concentrarte.

Esta medida no ha sido consultada a los protagonistas y lo han impuesto mostrando su hegemonía. Las empresas tachan a toda persona que no esté en nómina con ellos. Por ejemplo, Irujo no podrá acompañar a Ezkurdia u otros muchos grandes botilleros.

Cuando se juegue el cuatro y medio, los pelotaris únicamente podrán tener a alguien en el banco cuando jueguen ante un jugador de la otra empresa pero será un técnico impuesto por la propia entidad. Algo que causa ser ilógico. Pese a pertenecer a una empresa, el pelotari juega por sus propios intereses y le da exactamente igual que camiseta lleve el oponente.

El monopolio de estas empresas que tienen atosigada la pelota a mano profesional continúa en activo. Sin embargo, la mayoría de los pelotaris han hechos frente a algunas medidas y en esta por ejemplo, no han mostrado simpatía.

Anuncios

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: