Skip to content

¡Ánimo, Víctor!

La vida suele estar llena de escollos. Muchas pueden intensificar más el dolor y otras situaciones pueden pasar desapercibidas o apenas causar estragos. Aun así, para levantarse hay que saber tocar el suelo, reponerse y poder ser más fuerte de lo que eras. El pelotari de Ezcaray de 25 años, Víctor Esteban no está en su mejor momento. A finales del año 2017, todo eran sonrisas, su nivel y su saber estar en la cancha habían mejorado y por primera vez iba a jugar el campeonato por parejas cómo titular.

Junto a Jon Ander Albisu, formaban una dupla considerable, de poderío y con mucha habilidad para finalizar adelante. Comenzaron muy bien cosechando dos triunfos consecutivos pero la situación se trastabilló. Ninguno se encontraba cómodo sobre la cancha, los errores les perseguían y la compenetración iba decayendo. Por lo tanto, los dirigentes de Asegarce, decidieron apartar al trabajador que menos poder tenía en la empresa, es decir a Víctor. Los partidos no salían buenos y estaban viendo en peligro el dinero que podían perder ya que para la entidad el campeonato no estaba saliendo bien.

Sin mirar las ilusiones del jugador, motivo por el que el público acude y paga su entrada, le apartaron cayéndose en un hondo agujero que no encontraba final. Disputó únicamente seis partidos durante el 2018. Es decir, seis en tres meses, una cantidad mísera sin darle ningún tipo de confianza. Lo positivo de esta situación era que tuvo tiempo para plantearse y entrenar para el campeonato manomanista.

Acudió al Astelena de Eibar con toda la ilusión del mundo. Sabía quién le respaldaba y quién se movía por mero interés. Se midió a Julen Retegi disputando un encuentro fabuloso. Con mucho ritmo, con táctica y buen hacer. Se situó 21-14 en el marcador habiendo finalizado una bárbara cantidad de 19 tantos pero a partir de aquel momento, la lucha de Julen y los fantasmas del pasado acecharon su concentración volviendo a recordar los malos momentos transcurridos.

Después de haber recibido otro duro varapalo, mostró su profesionalismo y acudió de inmediato a la ‘entrevista reglamentaria’ con ETB. Apenas pudo terminar la frase ya que cayó en la impotencia y sus lágrimas procesaban el mal momento que está pasando durante estos últimos meses. Una vez más, se demuestra que a quién muy mal lo está pasando las entidades que deberían de proteger dan la espalda al damnificado. Eso sí, cuando marchan bien saldrás a hombros ya que estás generando mucho recaudo en su favor. Desde aquí mandarte apoyo y espero que puedas recuperarte, superar estos episodios y poder disfrutar de tu juego en cancha que es un auténtico lujo. ¡Ánimo, Víctor!

2 thoughts on “¡Ánimo, Víctor! Leave a comment

  1. la impotencia de victor le llevo, al hoyo donde le costara, mucho salir. no es pelotari de taquilla y el lo ognora y eso no es bueno,debe ser mas umilde y dar la mano al vencedor.!! por educación!!

  2. Enorme artículo-crónica; toda la maldita realidad. por cierto, enhorabuena y gracias por la página.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: