Anuncios

Urbieta mete una velocidad más en Zumarraga

Urbieta-Garmendia serán los rivales de Lerena-Sarasa  en la final del próximo miércoles del Memorial Goñi tras imponerse a Prado-Aizpuru por 8-22 en una semifinal desequilibrada por el delantero de Asteasu. Urbieta, pelotari curtido en mil batallas, llegó a Zumarraga con el golpe fresco, la pelota le salió de la mano con una velocidad, o dos, más que a sus rivales y rompió el partido de inicio.

Tras un error inicial de Lerena, que puso la pelota en la chapa de arriba, un buen tanto de Aizpuru subió el primer empate del partido y parecía que el duelo posía estar equilibrado, pero fue un espejismo. Urbieta, con tres saques prácticamente consecutivos, hizo cinco durante el partido, pegó el primer estirón para poner el partido 1-7 y Prado-Aizpuru no tuvieron capacidad de reacción. Con un Garmendia otra vez muy seguro, Prado, que en cuartos de final gustó mucho a los pelotazales, apenas tuvo opciones de entrar en juego y, en las pocas que tuvo, tampoco estuvo del todo acertado, con lo que las rentas azules fueron creciendo y creciendo sin remedio. Se vieron tantos bonitos pero al partido le faltó algo de equilibrio para satisfacer a los pelotazales.

El duelo que abrió el festival fue otra historia. En el, posiblemente, mejor partido de lo que llevamos de torneo dentro del cuatroy medio promesas, Julen Alberdi se hizo con el pase a la final tras imponerse a Aristi por 17-22. El de Getaria seguro que todavía se estará lamentando de la falta de saque que cometió con 17-14 a su favor. A la hora de ejecutar el saque, botó mal la pelota y ahí se terminaron sus opciones. Julen Alberdi se hizo con el saque y se fue directamente al cartón 22, logrando con la jugada inicial 4 de esos últimos 7 tantos que le dieron la victoria.

Hasta ese momento, el partido resultó muy entretenido, con alternativas y tantos muy bonitos por ambos lados. Como en su primer partido en Zumarraga, el andoaindarra Alberdi se metió al público en el bolsillo con sus bonitos ganchos y moviendo de lado a lado a su rival, más sólido, pero que terminó hincando la rodilla ante un pelotari sin gran físico pero con muchísimo juego. Ruiz de Larramendi será otra cosa en la final.

Vía: Organización

Anuncios

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: