Anuncios

Bengoetxea, rey del manomanista

Oinatz Bengoetxea se alzó con su segunda txapela en el campeonato manomanista al ganar a Iker Irribarria por 22-18 en el frontón Bizkaia de Bilbao. Un partido de los que quedarán en la retina mucho tiempo. Trabajo, sacrificio y psicología han podido ser claves fundamentales para la ejecución de la gran final. El guipuzcoano comenzó dando muchísimo a la pelota teniendo a su adversario muy detrás y en la primera parte el que intentaba revalidar el título fue solvente.

El que en el año 2008 se alzara con su primera corona en este campeonato, comenzó a tirar de coraje. Defendió mucho llevando pelotas muy difíciles y el saque fue muy importante en aquellos instantes  comenzando la carrera tanto del txoko como del ancho. Del 10-5 puso la igualdad con cinco tantos consecutivos. Sin que nadie aún tuviera una clara hegemonía la tensión crecía y el público contagiaba efusivo las ganas de querer presenciar una gran batalla.

Oinatz poco a poco fue sacando diferencia aprovechando el bajón de Iker al ver que sólo con poder no podía ganar al contrario en su segunda final del manomanista. Sin embargo, el de Arama no tiró la toalla y supo traer un 17-12 adverso dando la vuelta a una diferencia que parecía considerable. Finalmente, los dos con mucha ansia de querer llegar al cartón 22. El pelotari de Asegarce fue el hombre que tuvo más sangre fría y acertó en los momentos finales. Por ello, fue el jugador que ganó siendo el primero que gana a Irribarria en este campeonato. Además, Bengoetxea alzó la txapela derrotando a los otros tres campeones que partían en el torneo: Aimar Olaizola, Mikel Urrutikoetxea e Iker Irribarria.

Anuncios

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: