Skip to content

Oinatz Bengoetxea se lleva una txapela con sabor a épica

El pelotari de Leiza, se llevó la txapela del cuatro y medio al vencer a Jokin Altuna por 22-21.

oinatz-bengoetxea
eitb.eus

Fue un auténtico partidazo el que vivió el frontón Ogeta de Vitoria-Gasteiz, dos pelotaris que lo dieron todo y tiraron de épica para consagrarse con la txapela del cuatro y medio. Desgraciadamente, sólo uno puede ser el campeón y el premio fue para Oinatz Bengoetxea que entró así en el selecto club de los hombres que se han llevado el manomanista, el torneo por parejas y la modalidad del cuatro y medio.

Vibrante, es una de las palabras que puede calificar este choque. Con la pelota propia hacían mucho daño al adversario y por ello fue un partido donde los parciales tuvieron mucho significante. El pelotari de Leiza, comenzó 7-2 aprovechando que Altuna había fallado alguna pelota clara pero a la hora de definir también estuvo bien, sobre todo con las paraditas en el txoko.

Jokin, obtuvo el saque y gracias a ello fue el que se llevó un parcial que le colocaría 9-7. Dirimió bien los tantos con una finalidad espectacular levantando a casi todo el frontón de aquellos asientos que habían pagado. Había muchísima tensión en los pelotaris pero también entre los pelotazales que no paraban de animar a sus respectivos ídolos.

La diferencia de Altuna fue agrandándose hasta el 12-9 que implicaba el primer descanso obligatorio con una finalidad extrema de un gancho con los pies situados cerca de la raya de contracancha. Aun así, esos tres minutos de parón, vinieron muy bien para el leizarra ya que fue él quien con un parcial de 8-0 llegaría a ponerse 17-12.

El pelotari de Amezketa, no se rindió y volvió a demostrar su valía y su saber estar pese a disponer de una corta edad. Obtuvo su saque y con grandiosos remates colocó la igualdad a 18 tantos. Todo estaba a flor de piel, nadie iba a moverse del sitio en que estaba viviendo un choque que pasará a la historia de la pelota.

Jokin, se fue hasta el 20-18 gracias a una dejada y después por un fallo de Bengoetxea pero después el pelotari de Asegarce terminando dos ejecuciones en el ancho volvió a poner tablas con el 20-20. Oinatz, realizó un tanto de saque para llegar al 21-20 pero Altuna se llevó el penúltimo punto después de que estuvieran jugando con dejadas.

Con el público en píe, Oinatz Bengoetxea fue el que pudo levantar los brazos en señal de victoria para después abrazar a Jokin Altuna. Campeón solo pudo ser uno pero quién salió ganando fue la pelota.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: